Los nuevos rastrillos hileradores de un rotor son TOP

Los nuevos rastrillos hileradores de un rotor son TOP

Economía para superficies pequeñas

PÖTTINGER se centra en el objetivo de alta calidad de forraje, perfecta adaptación al terreno y el uso económico del forraje base. Los nuevos rastrillos hileradores de un rotor cumplen las altas exigencias. Los desarrollos técnicos más nuevos de los rastrillos hileradores grandes van ahora también integrados en los modelos de un rotor TOP 342, TOP 422 y TOP 462 con anchos de trabajo de 3,40 m hasta 4,60 m. 

Corto y compacto

El rastrillo hilerador TOP se caracteriza sobre todo por el corto bloque de enganche tripuntal. Por eso el punto de gravedad se desplaza más cerca al tractor. El "bulón de corazón del bloque de giro" centra la máquina en la posición central al levantarla. El punto de giro vertical evita de forma segura un deslizamiento en descensos inclinados. Un ojal permite el uso con rueda MULTITAST y brazo superior rígido. Con este detalle, PÖTTINGER se centró de nuevo en la mejor adaptación al suelo en el desarrollo.  Un práctico apoyo para el eje cardán y el soporte para los latiguillos facilitan el enganche y desenganche. Para la seguridad durante el transporte por carretera se encarga una solapa para el bloqueo de transporte.

Buena posición en inclinaciones

Los amortiguadores de doble efecto aportan en ambos lados un mayor centrado. Esto es muy importante para una buena posición en inclinaciones. También con altas velocidades de trabajo, el rastrillo hilerador tiene una marcha suave gracias a los puntales. Durante el transporte por carretera, los TOP tienen una estabilización adicional.

Buen guiado

MULTITAST, el aprobado sistema de rueda palpadora de PÖTTINGER significa mayor palpación del suelo y así la óptima protección de la capa de hierba y del forraje. La rueda palpadora dispone de un ajuste independiente en posición longitudinal y transversal y se puede montar en el lado izquierdo o derecho. La perfecta adaptación al suelo está apoyada por los ejes Tandem.  En las nuevas unidades de rotores TOPTECH PLUS se unieron resultados con novedad. PÖTTINGER ofrece en el TOP 422 y 462 el mayor diámetro de excéntrica de 420 mm y una distancia entre rodamientos de los brazos portapúas de 600 mm. Los otros dos modelos más pequeños, TOP 342 y 382, disponen de un diámetro de excéntrica de 350 mm. El gran diámetro, así como la excéntrica sin fuertes inclinaciones, aseguran un control uniforme y aportan así a los brazos portapúas mayor estabilidad y escasa carga en los rodamientos de los brazos. La excéntrica se puede lubricar de forma sencilla desde arriba. Los engranajes de los rotores disponen de serie de una lubricación de grasa líquida libre de mantenimiento. Mediante dos tornillos, los brazos portapúas se cambian fácilmente. La biela y los rodamientos de los brazos se quitan fácilmente de la carcasa del rotor.

Púas TOP para un trabajo milimétrico 

Las púas sin acodamientos extremos van colocadas en el portapúas, en línea recta al suelo. Por la resistencia del forraje las púas van hacia atrás, pero no se levantan del suelo. Para un trabajo limpio no hace falta ajustar las púas muy bajas. Esto protege la excéntrica y los rodamientos.

Seguro es seguro

La fijación de púas con arandelas de apoyo crean una fuerte unión. Los pares de púas exteriores son algo más cortos, no recogen la cantidad de forraje completa y así la carga es menor. Los tres pares de púas interiores se encargan del trabajo fino. El único seguro contra la pérdida de púas va atornillada de forma fiable con los tornillos exteriores en el tubo de las púas.  

Ajuste rápido y cómodo

La altura de trabajo se ajusta mediante una manivela con postura corporal erguida. Según la cantidad de forraje y el ancho de hilera deseada, las lonas se ajustan mediante progresión continua. La elevación de las lonas es un juego de niños. Gracias a un generoso muelle, la lona se puede plegar en posición de transporte y desplegar sin grandes esfuerzos. También existe un plegado hidráulico de lonas bajo pedido.  

La seguridad se escribe con mayúscula, por ello la señalización e iluminación es una parte fija del equipamiento.