Con mejor forraje, los animales están más sanos. Las vacas más sanas dan más leche. Y más leche aporta un mayor éxito económico. Naturalmente sabe, como agricultor, que conviene mejorar la calidad del forraje lo máximo posible en todos los niveles. A fin de cuentas, un forraje de alta calidad es la base para la salud animal y la economía de la explotación.




Alternate Text Alternate Text

Cookies facilitan la preparación de nuestra página web. Con el uso de nuestros servicios está de acuerdo que usemos Cookies. Más información